Una vez que has creado tu cuenta albo y verificamos tu identidad, te damos una tarjeta virtual gratis y lista para usar. Es de débito y está ligada al saldo de tu cuenta albo, por lo que necesitas tener dinero disponible para hacer pagos, compras y transferencias.


Por ahora, la tarjeta virtual sólo está disponible para nuevos usuarios, es decir, que no hayan creado una cuenta en albo previamente. Por tu seguridad, tu tarjeta física tendrá un número, fecha de expiración y CVV diferentes a la virtual.